50 ejemplos de metáfora

Su uso facilita imprimir más grande hermosura, felicidad o trascendencia a eso que se quiere expresar. Esta figura tiene aplicación tanto en la literatura como en el lenguaje diario.

Metáforas en el lenguaje diario (y su significado)

  1. Las perlas de tu boca. (Los dientes de tu boca)
  2. Las luciérnagas celestes decoraban la noche. (Las estrellas brillaban en la noche)
  3. El cielo se encontraba cubierto de blancos algodones. (El cielo se encontraba cubierto de nubes)
  4. Se escuchaba el murmullo del río. (Se escuchaba el sonido del río)
  5. Una madre proporciona la vida por sus retoños. (Una madre proporciona la vida por sus hijos)
  6. La niña se realizó una mariposa. (La niña se desarrolló)
  7. El oro de sus cabellos. (El color oro de sus cabellos)
  8. Admiraba el ébano de su piel. (Admiraba el color oscuro de su piel)
  9. El manto verde de la pradera. (La hierba de la pradera)
  10. El sueño eterno. (La muerte)
  11. La flor de la vida. (La juventud)
  12. Más allá de la tierra solo hay azul. (Más allá de la tierra solo hay mar)
  13. Déjame evaluar la miel de tus labios. (Déjame evaluar el gusto de tus labios)
  14. De sus ojos brotaban ríos de amargura. (De sus ojos brotaban lágrimas de amargura)
  15. La nieve en sus cabellos hablaba de su crónica. (Las canas en sus cabellos hablaban de su historia)
  16. El marfil de su cuerpo lo seducía. (El blanco de su cuerpo lo seducía)
  17. Se sentía el tambor de su pecho. (Se sentía el latido de su pecho)
  18. Dos esmeraldas brillaban en sus ojos. (Sus ojos verdes brillaban)
  19. Se escuchaba el lamento de las guitarras. (Se escuchaba el sonido de las guitarras)
  20. Sus ojos eran dos pozos azules. (Para referir al color y hermosura de los ojos de alguien)
  21. Su boca era un fruta fría. (Su boca era roja y provocativa)
  22. El amor es un tirano. (El amor no proporciona cabida a elección)
  23. Tu voz es música para mis oídos. (Tu voz es satisfactorio para mí)
  24. Su corazón era un pozo infinito. (Su aptitud de amar es interminable)
  25. Sus ojos son zafiros. (Sus ojos son azules y brillantes)
  26. Su piel es terciopelo. (Su piel es suave)
  27. Lucrecia es una fiera. (Lucrecia tiene mal carácter)
  28. Tus brazos son puerto seguro. (Tus brazos me hacen sentir protegido y descansado)
  29. La creatividad es la loca de la vivienda. (Atribuido a Santa Teresa de Ávila). (La creatividad inquieta pero pertenece a nosotros)
  30. Sus discípulos, brotes de olivo, crecían por doquier.
  31. Tu piel, seda perfumada.
  32. La luna, lámpara de la noche.
  33. Escuchar su voz, un bálsamo para mi alma.
  34. Tenía los nervios de acero.
  35. Nada conmovía su corazón de piedra.
  36. En el cielo brillaba la luna de plata.
  37. Entonaba con su voz de canario.
  38. No era un diluvio, era su llanto.
  39. La localidad, remolino del caos, estruendo infatigable.
  40. Sus ojos eran luceros; los luceros eran esperanzas; las esperanzas, caballos que llevaban el auto de este amor.

Metáforas en la literatura (explicadas)

41. «Su luna de pergamino / hermosa tocando viene» (Federico García Lorca).

Explicación: hablamos de una metáfora pura, donde se ha sustituido un término real por uno falso. La luna de pergamino tiene relación a una pandereta.

42. «Cuando pienso cómo mi luz se agota…» (John Milton).

Explicación: metáfora pura. La luz que se agota tiene relación a su ceguera.

43. «Al molino del amor / alegre la niña va» (Tirso de Molina).

Explicación: hablamos de una metáfora de complemento preposicional donde se asocian dos términos por medio de la preposición del: «al molino del amor«.

44. «Si al imán de tus gracias interesante / sirve mi pecho de obediente acero, / ¿para qué me enamoras lisonjero, / si has de burlarme después fugitivo?» (Sor Juana Inés de la Cruz).

Explicación: metáfora de complemento preposicional en el primer («de») y segundo («de») verso: «al imán de tus gracias interesante«, «mi pecho de obediente acero»

45. «Cuerpo de mujer, blancas lomas, muslos blancos, / te pareces al planeta en tu actitud de distribución. / Mi cuerpo de labriego salvaje te socava / y hace saltar el hijo del fondo de la tierra» (Pablo Neruda).

Explicación: el primer verso tiene dentro una metáfora oposicional en la cual los términos de comparación se muestran separados por comas: «Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos». El tercer verso es una metáfora de complemento preposicional: «Mi cuerpo de labriego salvaje te socava».

46. «Mientras por desafiar a tu cabello, / Oro bruñido, el sol relumbra en vano» (Luis de Góngora).

Explicación: Esta es una metáfora a posicional donde la coma establece la aposición que semeja el oro al sol: «Oro bruñido, el sol relumbra en vano».

47. «Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima» (Octavio Paz).

Explicación: la sección primera de la cita es una metáfora impura, en la cual se establece una identificación entre el criterio real (tus ojos) y el imaginario (la patria del relámpago y de la lágrima) por medio del verbo ser (son). La segunda parte de la cita es una metáfora de complemento preposicional: «la patria del relámpago y de la lágrima«.

48. «Mi corazón es un geranio detenido» (Sylvia Plath).

Explicación: hablamos de una metáfora impura donde se asocia por medio de el verbo ser (es) al corazón con un geranio detenido.

49. «Esos golpes sangrientos son las crepitaciones / de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.» (César Vallejo).

Explicación: es una metáfora impura. En ella se semeja a los golpes sangrientos con las crepitaciones de algún pan que en la puerta de un horno se nos quema.

50. «Tus manos son mi caricia, / mis acordes cotidianos» (Mario Benedetti).

Explicación: estos versos reúnen una metáfora impura (tus manos son mi caricia), con una metáfora a posicional (tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.