¿Es mejor estudiar en voz alta o en silencio?

A la hora de comenzar a estudiar y preparar un examen, son muchas las técnicas y hábitos que los estudiantes emplean para retener y memorizar conocimientos: subrayado, marcar palabras, aprender frases relacionas, entre muchas otras.

Es por ello, que en este artículo planteamos la siguiente cuestión ¿es mejor estudiar en voz alta o en silencio? Esta claro que para gustos, colores, pero nosotros te resolvemos algunas posibles dudas, y beneficios que tiene estudiar hablando o estudiar de forma mental.

Estudiar en voz alta

Muchas personas utilizan esta práctica para retener la información, que se basa en leer en voz alta que lo quieres que tu cerebro recuerde, como si estuvieras manteniendo una conversación con alguien que no está en la sala de estudio.

Este método se caracteriza por aumentar la concentración con respecto a lo que se lee, repitiendo así las frases y recordando al mismo tiempo. También, puede se puede crear una especie de historia en la mente a medida que repites los textos, puedes imaginar aquello que estás estudiando en un contexto, época, imaginando un papel donde todo esta anotado, etc.

Al mismo tiempo, y como hemos comentado, estudiar en voz alta puede hacernos creer que estamos contando a alguien conocido la información que estamos reteniendo, es por ello que los conocimientos adquiridos pueden permanecer más tiempo retenidos, esta forma también es ideal a la hora de preparar una presentación de un proyecto o trabajo.

Cabe destacar que estudiar en voz alta favorece también la comprensión, entendiendo todo aquello que estamos leyendo.

Estudiar en silencio

Otro porcentaje de personas prefiere estudiar en voz baja, repitiendo los conocimientos para sí mismo. Este es el modo de estudio más empleado en las bibliotecas, donde el silencio es el protagonista de la sala de estudio.

Este método no cuenta con muchas diferencias con respecto al anterior, ya que se siguen reteniendo conocimientos, la concentración se mantiene, y al mismo tiempo se presta atención al texto leído, subrayando, esquematizando, marcando con diversos colores, o realizando anotaciones sobre aquello más importante que haga recordar sobre lo que se estudia. Esto es también denominado, memoria visual.

Entonces ¿cuál es el mejor método de estudio?

Básicamente, ambas técnicas son similares y las diferencias escasean entre ellas, por lo que está mas relacionado con las rutinas, costumbres y metodologías que los estudiantes tengan establecidas. Apostando por aquellas que sean más fructíferas a la hora de obtener mejorares resultados ante un examen o presentación, para obtener así el aprobado y superar la prueba con una nota favorable.

Cada persona elegirá sus propios métodos, pero los dos ayudan a que conozcamos si lo que hemos estudiado sigue reteniéndose en nuestra memoria, por lo que es fundamental que diariamente y antes de comenzar un nuevo apartado de estudio, se repase aquello estudiado en las jornadas anteriores. Aspecto que también demuestra que si el tiempo que hemos dedicado es el suficiente para pasa el examen establecido con una nota por encima de 5, lo que es considerado un aprobado.

¿Y tu forma de estudiar, como es? ¿En voz alta? ¿En silencio? Cuéntanoslo a través de un comentario.

Ayuda a difundir:
0Shares

Puntúa el artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.